Los Mitos y las Verdades de los Rayos

 

¿Qué tanto sabes de los rayos?

Mito 1/5: Los rayos nunca caen dos veces en el mismo lugar

Realidad: Los rayos logran impactar el mismo lugar varias veces, especialmente si es un objeto alto, puntiagudo y a la intemperie.

Dato curioso: La CN Tower ubicada en Canadá, recibe en promedio 75 impactos de rayos al año. Durante una severa tormenta eléctrica que ocurrió el 24 de agosto de 2011, la torre recibió 52 impactos de rayos en tan solo 84 minutos.

Recomendaciones

  • Aléjate de lugares abiertos y elevados. Ejemplo: la azotea de un edificio.
  • No te quedes en lugares a la intemperie. Ejemplo: campos abiertos, canchas deportivas o en medio de la carretera.
  • Siempre busca refugio dentro de una edificación o dentro de un vehículo cerrado.

Mito 2/5: Estamos a salvo de los rayos si no está lloviendo

Realidad: Frecuentemente los rayos logran alcanzar objetos a 5 kilómetros de distancia del centro de una tormenta eléctrica.

Dato curioso: Algunos tipos de rayos pueden alcanzar objetos entre 40 y 80 kilómetros de distancia fuera del centro de la tormenta.

Recomendaciones

  • Aun cuando encima de ti no hayan nubes oscuras ni esté lloviendo, podrías estar dentro del alcance de un rayo; por lo que, siempre debes buscar refugio, sobre todo en épocas lluviosas.
  • Aléjate de lugares abiertos y elevados o que se encuentren a la intemperie.
  • Busca refugio dentro de una edificación o dentro de un vehículo cerrado.

Mito 3/5: Podemos atraer un rayo si cargamos objetos metálicos

Realidad: La presencia de metales no afecta a la hora de determinar el punto de impacto de un rayo. Los factores dominantes que determinan el punto de impacto de un rayo son:

  • La altura (mayor a 20 metros)
  • La forma (puntiaguda)
  • La ubicación (estar a la interperie)

Dato curioso: Las montañas están hechas de roca y son impactadas frecuentemente por los rayos.

Recomendaciones

  • Si ves que empezará una tormenta, no pierdas tiempo quitándote objetos metálicos como joyas, relojes, celulares o audífonos.
  • Recuerda que los metales no atraen rayos pero sí conducen electricidad; así que no toques nada metálico durante una tormenta eléctrica.
  • Aléjate de lugares abiertos y elevados o que se encuentren a la intemperie.
  • Busca refugio dentro de una edificación o dentro de un vehículo cerrado.

Mito 4/5: Es seguro refugiarse bajo un árbol durante una tormenta

Realidad: ¡Refugiarse debajo de un árbol durante una tormenta es completamente inseguro! Cuando un rayo cae sobre un árbol, el árbol podría explotar y disparar astillas por todos lados. Estar debajo de un árbol durante una tormenta es una de las principales causas de muerte relacionada a los rayos.

Dato curioso: El roble, el álamo y el pino silvestre son los árboles más peligrosos.

Recomendaciones

  • Nunca te refugies debajo de un árbol durante una tormenta para mantenerte seco.
  • Aléjate de lugares abiertos y elevados o que se encuentren a la intemperie.
  • Busca refugio dentro de una edificación o dentro de un vehículo cerrado.

Mito 5/5: Estamos a salvo de los rayos si estamos en el interior de un edificio

Realidad: Tu casa o cualquier edificio es seguro, siempre y cuando evites el contacto con todo aquello que pueda conducir electricidad.

Recomendaciones

  • Aléjate de plomerías, ventanas y puertas metálicas.
  • Evita el contacto con teléfonos, computadoras, televisores u otros aparatos conectados a la toma de corriente; de ser posible, desconéctalos.
  • Verifica si tu hogar u oficina cuenta con supresores de picos de voltaje en la entrada de energía eléctrica. De esta manera, si un rayo impacta un tendido eléctrico, el supresor absorberá la sobretensión protegiendo los aparatos y a ti en caso de tocarlos.
  • Si vives o trabajas en un edificio con una altura mayor a 20 metros o que se encuentre en una zona apartada, verifica si el edificio cuenta con un sistema de pararrayos y aterrizaje eléctrico en buen estado. De esta manera, el pararrayos captará la descarga eléctrica y la trasladará por fuera del edificio, disipándola en la tierra de manera segura.

 

Si te gustó esta información, compártelo con tu familia, amigos o compañeros, les podría ser de mucha utilidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *