Puestas a tierra: ¿Qué son y para qué las necesitas?

Las puestas a tierra o sistemas de aterrizaje eléctrico son un elemento de seguridad que debe estar incluido en las instalaciones eléctricas. Su función consiste en desviar la corriente eléctrica de falla, sobrecarga, o descarga atmosférica de los aparatos o elementos que puedan afectar a los usuarios de manera peligrosa.

Estas puestas a tierra se realizan mediante la unión de todos cables, elementos metálicos y electrodos enterrados en la tierra para permitir que el excedente de energía potencialmente peligrosa en edificaciones, sean canalizadas de manera segura.  

Este sistema de protección al usuario, está compuesto por una pieza de metal llamada jabalina, pica o electrodo que es enterrada en la tierra y conectada mediante un cable aislante de color verde con amarillo a una instalación eléctrica. Las puestas a tierra a su vez están conectadas a un interruptor cuya función es abrir la conexión eléctrica al registrar un paso de energía a la tierra en el interior de las instalaciones que controla.

Su uso es necesario para cualquier tipo de edificación, ya que evita descargas eléctricas sobre los miembros de la familia al entrar en uso de electrodomésticos o cualquier dispositivo conectado a la red de energía, por lo cual previene de descargas mínimas pero molestas así como consecuencias mayores, que pueden resultar nefastas para el ser humano.

¿Por qué implementar puestas a tierra?

Las puestas a tierra tienen como misión brindar mayor seguridad ciudadana en el manejo adecuado de la electricidad tanto en lugares comunes: la casa u oficina, como en centros comerciales y torres corporativas. Evitan daños en las instalaciones eléctricas y equipos que se alimenten de ellas. Y garantizan la durabilidad de los equipos y su correcto funcionamiento.

Factores que se traducen en seguridad personal y económica, ya que reponer equipos electrodomésticos dañados requieren de inversión. Las puestas a tierra adquieren gran importancia en edificios y construcciones inteligentes, ya que los dispositivos que operan bajo la dinámica del internet de las cosas son sensibles a las alteraciones eléctricas y su avería significa una pérdida de funcionalidad en elementos esenciales para el correcto funcionamiento de las mismas.

Son particularmente importantes en sectores cuya condiciones climáticas y atmosféricas constantemente generan alteraciones sobre el suministro eléctrico, ya que permiten canalizar los picos de energía de manera segura para los ciudadanos. Y su instalación requiere de la intervención de un especialista que garantice la confiabilidad de su funcionamiento sobre todos los equipos que requieran de energía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *